miércoles, 7 de febrero de 2018

Nuevo atentado al patrimonio: aparecen huellas de neumáticos cerca a El Candelabro de Paracas



El Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) denunció la aparición de huellas de neumáticos en la Reserva Nacional de Paracas, a 500 metros de la figura conocida como El Candelabro y junto al cartel de señalización como zona restringida.
Según informó, tras la alerta dada por los operadores de turismo aliados del área natural protegida, personal guardaparque del Sernanp y del Ministerio de Cultura se trasladaron de inmediato a la zona para la constatación de los daños sobre el importante patrimonio cultural de todos los peruanos.
La jefatura de la Reserva Nacional de Paracas detalló que los hechos habrían sido cometidos por sujetos irresponsables sobre una zona que no solo cuenta con señalización clara, sino también con montículos de arena colocados para no permitir el acceso al lugar.
Ellos transgredieron los senderos de señalización que conducen al circuito turístico de la RNP: Mirador de La Catedral – Playa Roja – Itsmo de la Península – Playa La Mina - Playa Raspón – Playa Yumaque -Playa Mendieta y Playón.
El Sernanp dijo que junto con el Ministerio de Cultura vienen realizando una evaluación para determinar la gravedad de los daños e iniciar posteriormente los trabajos necesarios para la nivelación del suelo y restauración del paisaje afectado.
“Asimismo, se convocará a una reunión de coordinación con los operadores a cargo del servicio de alquiler de cuatrimotos para ordenar la actividad con el fin de evitar este tipo de atentados que ponen en riego no solo la conservación de estos espacios naturales, sino de los mismos visitantes”, indicó la institución.
DESCARTAN DAÑOS
El Ministerio de Cultura descartó hoy que existan daños directos al geoglifo llamado Candelabro de Paracas en la región Ica o algún tipo de afectación por el ingreso de vehículos en la zona.
Dicho sector precisó que frente a las imágenes difundidas por algunos medios de comunicación que informaron sobre daños al Candelabro de Paracas, un equipo del ministerio se dirigió al lugar y constató que no se produjo “afectación directa al geoglifo, el cual se encuentra intacto”.
Según indicó, aproximadamente a 15 metros de la parte baja del geoglifo se advierten huellas de vehículos medianos, con una profundidad de cinco centímetros.
En tal sentido, el Ministerio de Cultura mencionó que ello es reparable.
En el comunicado detalló que en la zona hay señalización que advierte a transeúntes y conductores sobre la intangibilidad del terreno y la restricción del ingreso.
Los conductores de los vehículos habrían ingresado por una zona restringida, por lo que se investiga el hecho con el fin de identificar a los presuntos responsables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario